Boxeo cubano: resumen de verano

Guillermo_Rigondeaux-boxeador cubano
Guillermo Rigondeaux se perfila como uno de los mejores púgiles del mundo. Foto tomada de Wikipedia

Un título mundial alcanzado y otro revalidado es el saldo mayor del mes de julio para los boxeadores profesionales cubanos en Estados Unidos. En un verano donde se pudo ver a varios cubanos en acción, el saldo varía según la mirada del aficionado. Por una parte Gillermo Rigondeaux pudo demostrar que es uno de los mejores del mundo y mantener su faja de campeón y Rancés Barthelemy conquistó el título luego de haber sido anulada su anterior pelea frente al dominicano Argenis Mendez.  Por el otro lado, Erislandy Lara y Yuriorkys Gamboa no pudieron aprovechar la gran publicidad y expectación que  levantaron sus carteles y perdieron, aún cuando en la de Lara hay sus reservas en cuanto a la desición.

Si lo miramos como el vaso medio lleno, este ha sido uno de los mese más cargados en cuanto a presentaciones de cubanos en el ring. Y es sabido por todos que nuestros boxeadores no las tiene todas consigo en el mundillo boxístico.

Resumiendo

En la cartelera del día 10 de julio en la ciudad de Miami estuvieron Humberto Savigne, Yunior Dorticós, debutó Ramón Luis, y en la pelea estelar Rancés Barthelemy. Aquí ganaron Savigne, Dorticós, fue descalificado Ramón Luis y Barthelemy ganó su título.

El 12 de julio Erislandy Lara tuvo la pelea de su vida, por primera vez un cubano estaba en Pay Per View y no lo supo aprovechar. En una pelea donde el isleño estuvo la mayor parte del tiempo a la defensiva, Canelo se aprovechó de su nombre y de su condición física para ganar en la votación de los jueces aún cuando no se vieron muchos golpes del mexicano debido a la defensa del cubano. Y fuera del cartel principal resultó llamativo el KO técnico en cinco rounds del invicto peleador cubano, Yoandris Salinas, ante el mexicano Enrique Quevedo.

En el cartel realizado en Macao, China, el Campeón Olímpico Guillermo Rigondeaux defendió nuevamente su título y noqueó al tailandéd Sod Kokietgym confirmando así su maestría deportiva y su condición para enfrentar a los grandes del boxeo. Del Chacal hay poco por decir: su calidad hace que los rivales para él sean 1 o 2 en el mundo. Enfrentarlo nuevamente con peleadores como el tailandés es retrasar su llegada a la cúspide donde merece estar por su condición deportiva. Su empresa promotora y su representante deben hacer su trabajo y buscarle a los mejores como el se merece. En mi opinión como se ha presentado el rigo no pierde contra nadie.

Y en una fecha tan conocida como el 26 de julio otro cubano tuvo un gran chance de acercarse al título y en el Madison Square Garden perdió ante el norteamericano Bryant Jenning por decisión dividida .

A Favor

Como beneficioso para los cubanos está el hecho de darse a conocer en los grandes carteles. En un mundo dominado por los americanos y los mexicanos, la escuela cubana de boxeo ha ido introduciendo una gran cantidad de hombres en el primer nivel y ya vemos a Rigondeaux, Lara y Gamboa en peleas por HBO y ShowTime con toda la publicidad y el dinero que eso trae consigo.

Al igual que en el beisbol de la MLB, el éxito de unos atrae la atención sobre los demás cubanos y poco a poco los cubanos se van ganando al gran público en este deporte.  también comienzan a estar en el foco de atención de las grandes compañias de representación y promotoras más importantes.

En contra

Me parece que los boxeadores que vienen de Cuba no logran despegarse del estilo amateur. Esa preocupación constante por mantener la guardia, la baja combatividad y los golpes poco contundentes, buscando más hacer contacto que hacer daño, a llevado a varios cubanos a perder sus peleas. Siendo honestos, en el boxeo el nombre y la fama valen mucho y pueden decidir peleas. Si no llegas y sueltas todo tu poder a golpes y te quedas a defenderte y esporádicamente soltar algunos golpes, los jueces siempre favorecerán a los rivales.

Es cuestión de aprender que ya dejaron la escuela del Wajay. Si en Cuba aprendieron y se hicieron boxeadores está bien , pero el profesionalismo es otra cosa y el aficionado quiere ver una pelea con golpes y caídas y no a un peleador corriendo por el ring sin tirar ni un gancho.

Calidad y técnica hay y eso lo demuestran la cantidad de victorias que presentan los púgiles cubanos. Ahora bien, no es lo mismo peleas con rivales de bajo nivel para ir ganando en reconocimiento y en lugares pequeños que pelear en el Madison o en Las Vegas frente a El Canelo u otro sagrado.

Lo cierto es que estamos ganando terreno y ya se habla de los boxeadores cubanos con respeto. Ahora hay que demostrar no solo que somos buenos sino que somos los mejores.

Anuncios

Deja tu opinión y participa en el intercambio de ideas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s