Santos cubanos en venta

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vean como el trabajo por cuenta propia ha puesto a compartir en una misma vitrina un pan con croqueta y a  la Virgen de la Caridad. En Cuba la cuestión para estos trabajadores no estatales es vender. A la hora de luchar los frijoles no importa si la virgen  se pone brava o si no le gusta la croqueta.

En el caso de San Lázaro la cuestión es de tamaño. Mientras más grande es el santo, más dinero hay que poner para tenerlo de resguardo en casa.

Nada, que en esta cafetería hay alimento para el cuerpo y para el espíritu.

Anuncios

Deja tu opinión y participa en el intercambio de ideas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s