Fidel, Raúl y los cubanos

Raul Castro Alberto Manuel León Pacheco

En mis 21 años nunca había tenido plena conciencia de los discursos. Siempre escuchaba a Fidel por la fuerza de su voz, su sabiduría y su presencia histórica.

Raúl Castro, en su discurso ante la Asamblea Nacional en su  sesión de diciembre pronunció unas palabras que me hicieron reflexionar y escribir estas líneas: “Aplaudimos los discursos, gritamos viva la Revolución, y después las cosas siguen iguales”. Para algunos dirigentes o simples trabajadores desafortunadamente es así.

Me pregunto entonces cómo es posible que con los cubanos, teniendo un guía como Fidel, todavía persistan algunos errores y características incompatibles con sus cargos por parte de algunos cuadros y jefes. Raúl responde a esta interrogante de forma muy clara: las ideas fructíferas de los congresos del Partido y de los líderes de la Revolución van a parar a las gavetas de archivos y no rinden el fruto esperado por el pueblo.

Las nuevas modificaciones a nuestra economía vienen acompañados de profundos y cuidadosos estudios para ajustarlos  a la realidad. Estamos en los debates del Proyecto de lineamientos en centros de trabajos, estudios o en el barrio. Es el turno del obrero y del cubano para decidir.

Este es nuestro país y somos nosotros y me refiero al trabajador estatal o no estatal, al jubilado, a la ama de casa, al estudiante y al que quiere ver una Cuba próspera y libre de ciertos personajes que escudados en sus cargos desechan buenas ideas en nombre de cuidar a la revolución y lo que hacen es empañar su imagen. Cuba es un país de personas inteligentes y emprendedoras. Debatamos abiertamente y sin miedo de decir las cosas por su nombre, siempre y cuando las propuestas sean para bien de las mayorías. Eso es socialismo.

Hagamos frente a la actitud pasiva que ha caracterizado a muchos en los últimos años. El momento es crucial para Cuba. Raúl lo afirmó con gran espíritu  crítico: “O rectificamos o nos hundimos, y se perdería el esfuerzo de Generaciones”.

Ahora es cuando debemos hacer uso de todas esas ideas que nos han enseñado en estos 50 años. Fidel lo anunció mucho antes, en 2005 ante los estudiantes de la universidad de La Habana que solo nosotros desde adentro podemos destruir

Anuncios

Deja tu opinión y participa en el intercambio de ideas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s